AVISO: Queda prohibido copiar datos y/o imágenes de Una Estudiante Por El Mundo sin permiso previo. Con la tecnología de Blogger.

Diario de viaje: Stonehenge - Inglaterra


Durante mi estancia en Oxford, todos los sábados, hacíamos excursiones a las ciudades cercanas más importantes a nivel histórico y, a su vez, turístico. El día que fuimos a la ciudad de Bath aprovechamos para ir antes a Stonehenge, uno de los monumentos nominados a formar parte de las Siete Maravillas del Mundo.

Stonehenge es un círculo de piedras prehistórico, propios de la Edad de Bronce, al que se calcula, que pudo ser construido entre 3000 a.C. y el 1600 a.C. El por qué de su construcción es realmente un misterio, pero según estudios e hipótesis, se piensa que los monolitos se levantaron para sacrificios, ceremonias o celebraciones en los días de Equinoccio y Solsticio.
Cerca de la zona de Stonehenge se han encontrado ruinas de casas, posiblemente prehistóricas, por lo que los expertos deducen que esta zona podría ser utilizada por las personas que habitaban este lugar.




Cuando volví del viaje de Oxford, ya en España, un día hicieron un documental en la televisión sobre Stonehenge: decían que la Universidad de Sheffield había estado investigando ya que había encontrado restos de personas incineradas y que los pocos pedazos de huesos podían corresponder al mismo periodo que las piedras. Por lo tanto, otra hipótesis es que los hombres prehistóricos utilizasen el círculo de Stonehenge como cementerio y que alguno de sus rituales consistía en incinerar los cuerpos de los difuntos.


No sé si se puede apreciar, pero el tamaño de las piedras con respecto al tamaño de los visitantes es descomunal.


También se han especulado otras leyendas como que el Mago Merlín mandó llevar las piedras para que sirvieran de cementerio de los grandes reyes de la familia de el Rey Arturo o que el demonio las dejó caer allí en una de sus huidas. Otra leyenda cuenta que ahí habitaban gigantes que adoraban al dios griego Apolo.
Por supuesto, el círculo de Stonehenge, también se ha relacionado con la presencia de OVNIS diciendo que son una zona desde las cuales los extraterrestres controlan a los hombres en la Tierra.

La visita está muy bien organizada, ya que te dan como una pequeña radio que te va contando, en el idioma que desees, la historia de Stonehenge y otras curiosidades relacionadas con el lugar. Así permite que puedas fijarte en los detalles con mayor tranquilidad y a su vez puedas tomar todas las fotos que quieras sin tener que estar pendiente de perderte o no la explicación del guía.




Sea cuál sea su origen y la razón por la que las enormes piedras han llegado hasta allí, el círculo de Stonehenge, es una visita obligada si vas a la zona Sudoeste de Inglaterra.

Chelo Caballero

Diario de viaje: Abacus College de Oxford (parte 6) - Inglaterra

Si por algo se caracteriza Oxford es por el gran número de universidades, colegios y academias que hay en ella. Aunque Oxford es una ciudad muy turística y que acoge estudiantes durante todo el año, es de lógica resaltar el ambiente internacional que hay en la ciudad, que se acentúa en verano. Cada vez son más los estudiantes que, como yo, deciden emprender un viaje durante las vacaciones estivales para conocer lugares nuevos, practicar idiomas y conocer gente de todo el mundo.
Yo puedo afirmar, rotundamente, que conseguí las tres cosas: me enamoré de una ciudad tan acogedora como Oxford, mejoré mi inglés y conocí a gente de lugares del mundo que jamás hubiera imaginado conocer (y eso se ve en mi lista de amigos en Facebook, cada vez más internacional).








Durante cuatro meses, estudié cada mañana en el Abacus College de Oxford, en George St, enfrente de los cines Odeon. Aprendí un montón y conocí a mucha gente. Por las tardes, hacíamos visitas por la ciudad y alrededores con la compañía Oxford Study Tours Los fines de semana, cada sábado, organizaban visitas guiadas a otras ciudades inglesas de renombre como, Londres, Bath, Cambridge, Windsor...


Diario de viaje: Los Canales de Oxford (parte 5) - Inglaterra

Fueron varios los días durante mi estancia en Oxford que fuimos a pasear por las orillas del Canal de Oxford.

Como no es una ciudad grande, el canal puede verse desde diferentes puntos de la ciudad: un tramo está en la zona Westgate, cerca del centro comercial y del café Las Iguanas. Este tramo, está rodeado de un pequeño parque y en las orillas hay barcas -algunas de las cuales, habitadas-.





Otro tramo del canal, está cerca del Jardín Botánico (Ver Botanic Garden, Oxford. ) en High Street.
Esta parte está rodeada de un hermoso paisaje: amplios y bellos jardines donde las familias pasean o se tumban en el césped, cuando el tiempo lo permite.
Fue aquí, dónde dimos un agradable paseo en barca donde aproveché para sacar algunas fotos.