AVISO: Queda prohibido copiar datos y/o imágenes de Una Estudiante Por El Mundo sin permiso previo. Con la tecnología de Blogger.

Diario de viaje: Viana do Castelo - Portugal

Mirador Viana do Castelo
Ahora que ya he terminado de escribir sobre mi viaje a Inglaterra el pasado verano, voy a escribir sobre Portugal, ya que casi al acabar el verano, en el mes de septiembre, estuve pasando unos días en el Norte de Portugal, muy cerca de España.  Tuve la oportunidad de pasar unos días en la ciudad de Valença do Minho (como cuando estuve en abril con el Proyecto Comenius no pude ver muchas cosas, he decidido volver a realizar el intercambio por mi cuenta).



Una de las ciudades que visité -y que no había visto en abril- fue la ciudad de Viana do Castelo (Click para Información general o para visitar la web del Ayuntamiento (Cámara Municipal)), cerca de Caminha y Ponte de Lima -pronto una entrada con mi visita a estos lugares-.

Basílica de St. Luzia

Foto desde las escaleras de la Basílica de St. Luzia

Estuve en la basílica de Santa Luzia, donde para facilitar el acceso a través del Monte del Templo se construyó un elevador en el año 1923. El Elevador de Santa Luzia tiene una extensión de 650 metros y puedes sacar el billete de ida y vuelta por 3'00€.


Fotos sacadas desde la cabina del elevador mientras subíamos al
mirador de St. Luzia, atravesando el Monte del Templo

A 300 metros de latitud de la montaña de la ciudad, se encuentra una basílica dedicada a Santa Lucía (Santa Luzia, en portugués), construida a finales del siglo XIX.

Basílica de St. Luzia



Basílica de St. Luzia

Interior de la Basílica de St. Luzia

Parte trasera de la Basílica de St. Luzia

Foto del mirador

Foto desde el mirador

Foto desde las escaleras hacia el mirador de St. Luzia

Jardines alrededor del Monte del Templo

 Desde lo alto del cimborrio se pueden contemplar unas deslumbrantes vistas del panorama de Portugal: se ve el río Limia (Lima en portugués) que desemboca en el Océano Atlántico.




Fotos sacadas desde el mirador de St. Luzia, donde se ve la desembocadura
del río Lima. 

Chelo Caballero

Diario de viaje: Windsor - Inglaterra

Una de mis últimas visitas durante mi estancia en Inglaterra fue Windsor, en el condado de Berkshire.
Como está bastante cerca de Oxford, cogimos un tren sobre las dos de la tarde y no tardamos mucho en llegar a esta ciudad.


De todos los lugares que visité en un mes, a parte de Oxford, Windsor fue la ciudad que más me gustó. Me hubiera gustado poder estar más tiempo (ya que sólo pudimos estar un par de horas) pero aún así dimos una vuelta por la pequeña y entrañable ciudad: ¡hasta la estación de trenes con sus tiendas están llenas de encanto!




Pero sin duda, por lo que es conocida la ciudad de Windsor es por su castillo: residencia de verano de la Reina de Inglaterra (y que no dudamos en visitar).
The Windsor Castle tiene diferentes alas, y si por algo se caracteriza, además de por su extensión, sus vistas, sus lujos o su arquitectura, es por la rigurosa seguridad (supongo que se debe a que el castillo es la segunda residencia de la familia Real Británica).
De todas las salas que se pueden visitar, la más curiosa es la que está dedicada a la sala de juegos y en la que se encuentra una casa de muñecas con todo tipo de lujos y con todos los detalles que se pueda imaginar. Cuesta pensar que en su momento fue un juguete con el que la Reina María se entretenía, ya que es una auténtica obra de arte.
Dentro de las murallas del castillo se encuentra la Capilla de San Jorge (St. George's Chapel) de estilo gótico y también visita obligada si vas a Windsor.







Tradicionalmente, el conocido "cambio de guardia" se asocia al Palacio de Buckingham pero lo cierto es que también se realiza en el Castillo de Windsor.




 Muy cerca del Castillo de Windsor se encuentra una calle donde está la casa en la que se inspiró William Shakespeare para escribir una de sus obras ambientadas en dicha ciudad.




Chelo Caballero

Diario de viaje: Blenheim Palace - Inglaterra

Una de las tardes del pasado mes de julio, mientras estuve en Oxford, fuimos de excursión a Woodstock y aprovechamos para visitar el Palacio Blenheim (Blenheim Palace) conocido por ser un regalo al duque de Marlborough y que años más tarde fue lugar de nacimiento y residencia de Sir Winston Churchill.
Fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1987 por la UNESCO.

Entrada al Palacio Blenheim

Woodstock

Palacio Blenheim

La fachada del Palacio es impresionante y está realmente cuidado, pero lo que más me llamó la atención fueron los grandes y amplios jardines donde es muy fácil perderse -nosotros lo comprobamos-. Los jardines, impecablemente cuidados, siguen el recorrido del río Glyme (River Glyme).

Río Glyme

El Palacio tiene varios jardines, un gran prado con patos y ocas, varios embarcaderos, fuentes, caminos alrededor del río...
Aunque a mitad de la visita a los jardines del Palacio Blenheim llovió muchísimo, pudimos disfrutar de las agradables y maravillosas vistas y sacar muchas fotos.

Uno de los jardines del Palacio Blenheim

Uno de los jardines del Palacio Blenheim

Embarcadero del Palacio Blenheim

Orilla del río Glyme


Chelo Caballero

Diario de viaje: Bath - Inglaterra

Durante mi estancia en Oxford (Reino Unido), mi grupo de amigos y yo, aprovechamos para ir a visitar la ciudad de Bath.
Cogimos el autocar bastante temprano y, aunque el tiempo en Oxford era frío y nublado, pasamos un buen día. De camino a Bath, aprovechamos para visitar el círculo de piedra de Stonehenge (Clic aquí).
Bath es una entrañable ciudad cerca de Avon Valley (Valle de Avón) caracterizada por las casas de arquitectura  georgiana y por el lugar turístico más visitado de Bath: The Roman Baths Museum (El museo de los baños romanos) -que nosotros no pudimos visitar por dentro porque había mucho tráfico en la carretera y llegamos a Bath cuatro horas tarde de lo planeado ¡Una pena!-.



Otra de las cosas por las que se caracteriza la ciudad de Bath es porque se encuentra un pequeño centro-museo sobre la escritora Jane Austen (Jane Austen Centre) que vivió en la ciudad de Bath durante unos años.


 



Lo que más me llamó la atención fue el ingenio que tuvo el arquitecto de esta plaza, situada cerca del centro de la ciudad de Bath, ya que es bastante grande, cuadrada, rodeada de edificios y... ¡con una sola puerta! El arquitecto quería que todos los vecinos se vieran obligados a saludar a todo aquél con el que uno se cruzasen al entrar o salir de los jardines de la plaza.




 Por todo ésto y por el encanto de Bath, la ciudad ha sido siempre segunda residencia de muchos actores muy conocidos, como Johnny Deep o Nocolas Cage que, según nos dijo el guía, tienen sus casas en esta manzana.


 Se dice que un príncipe que padecía lepra cabalgó hacia tierras lejanas en busca de curación para su enfermedad y que, un día, llegó a la ciudad de Bath. Como estaba cansado a causa de su largo viaje decidió pasar unos días en la ciudad antes de retomar su búsqueda. En pocos días, observó que su piel empezaba a mejorar a causa del agua de la ciudad de Bath. Tanto fue así que decidió quedarse más tiempo en la ciudad y al final acabó curándose de la lepra. En agradecimiento, mandó construir un hospital de aguas termales para tratar a enfermos de esta enfermedad.


Esta ciudad, fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988 y no es de extrañar, ya que su impresionante abadía de estilo gótico es impactante. Además, el río Avon prácticamente rodea la ciudad, y a las orillas de éste hay preciosos parques para pasear, sacar algunas fotos o tomar un poco de sol, si el tiempo lo permite. Aquí os dejo algunas fotos para que podáis comprobarlo.

Bath Abbey (Abadía de Bath)

Bath Abbey (Abadía de Bath)

Plaza entre Bath Abbey y Avon River

Vista desde una de las orillas del río Avon

The Avon River (El río Avon)

Entrada a The Roman Baths Museum (El museo de los baños romanos)

Calle céntrica de la ciudad

Chelo Caballero