Diario de viaje: Vigo

16:47:00

Vigo es una ciudad española que desde hace varios años había querido visitar. Es pasado mes de septiembre, mientras estuve en la localidad portuguesa de Valença do Minho tuve la oportunidad de ir una tarde a dar un paseo y conocer dicha ciudad a pocos minutos en coche desde Valença.
Después de dar una vuelta por una de las avenidas más transitadas por viandantes y vehículos, e ir de tiendas, -creo que el nombre de calle era Rúa Príncipe, pero no estoy segura- fuimos a la playa. No dudamos en descalzarnos e ir a probar el agua. Quería comprobar lo que me habían dicho de que "el agua del Atlántico es mucho más fría que la del Mediterráneo" y, debo decir que, es cierto.



Me encantó la playa: recuerdo que me recordó mucho a las de Valencia. Además, me maravilló el atardecer en la playa -ya que solo he visto el ocaso del sol fundiéndose con el mar en Mallorca y Menorca- y ver junto al horizonte algunos barcos y cruceros. ¡No quiero ni imaginar lo preciosa que se vería la puesta de sol en uno de esos cruceros desde Vigo!
 Tras hacer algunas fotos, pasear por la playa de Vigo y tomarnos un helado viendo cómo se ponía el sol, volvimos a Valença.



Fotos del centro de Vigo

Paseo por la orilla de la Playa de Vigo al atardecer
En las playas de Vigo

Puesta de sol en las playas de Vigo 


 
 
Chelo Caballero


     

También te podría gustar...

3 comentarios

  1. Hola! Yo no conozco ni Vigo ni Portugal, pero estoy segura que con lo friolera que soy no podría ni meter un dedo del pie en el agua jejeje. Me ha gustado mucho sobre todo la foto de la puesta de sol :) Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Jejeje, me has hecho sonreir al recordar lo fría que está el agua por aquella zona.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo el recuerdo que tengo de Vigo es de las mañanas en La Piedra con sus ostritas y el albariño fresquito, ummm qué bueno

    ResponderEliminar