Diario de viaje: Ile de la Cité. París (parte 5) - Francia

10:30:00

Son pocas las personas que si no han viajado a París no saben que el Sena hace una isla en pleno corazón de la capital francesa. Esta es Ile de la Cité y en ella se encuentra, entre muchos otros, el monumento más famoso de la ciudad —siempre que no tengamos en cuenta la Torre Eiffel, claro— y con esto me refiero a la impresionante catedral de Notre Dame.





La catedral está dedicada a la madre de Jesucristo, de ahí su nombre Notre Dame (en español Nuestra Señora). El edificio es de estilo gótico y uno de los elementos que más llaman la atención son sus enormes rosetones y, como no, las gárgolas que se pueden ver en lo alto de su fachada.
Me hubiera gustado visitar la iglesia por dentro y subir a las torres para ver las gárgolas, pero las colas de turistas eran inmensas, así que por motivos de tiempo tuvimos que dejarla para otra ocasión; por lo que espero poder volver a París en un futuro para poder tacharlo de la lista de cosas pendientes.

Como ya se había hecho la hora de comer, optamos por ir a un restaurante típico francés. Probamos la quiche lorraine, de jamón y queso; aunque se nos olvidó hacer foto.

El segundo lugar que visitamos en la isla parisina fue La Conciergerie, el palacio de Ile de la Cité. Tampoco tuvimos ocasión de hacer una visita turística por su interior debido al tiempo, pero aprovechamos para ver su exterior.

El mercado de las flores es otro de los lugares más conocidos de la isla. Un gran número de casetas y tiendecitas que venden plantas, flores y artilugios de decoración o para el cuidado de estas se agrupan en esta zona. Eso sí, no apto para alérgicos al polen.






Finalmente, nos despedimos de la Ile de la Cité y continuamos nuestra visita por las orillas del Sena con el batobus.





También te podría gustar...

6 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No, no pudimos subir a las torres porque había una cola de turistas largísima, así que quedó pendiente para otra ocasión.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Muy bonita! Yo sí pasé a Notre Dame pero no subí por lo mismo que tú, por las colas de turistas... Hay que calcular un día más cuando planeas los viajes para cuadrar el tiempo de las esperas para pasar a monumentos jejeje. El mercado de las flores no lo vi, así que lo dejo en pendientes para cuando vaya :)

    Un saludito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja ¡Toda la razón! Imagino que esas cosas de la planificación se van mejorando tras muchos viajes, así que lo tendré en cuenta para la próxima vez ;)

      ¡Un saludo! :)

      Eliminar
  3. Una de las zonas más bonitas de París. La catedral es impresionante y es una pena que no pudierais entrar ni subir a ver las gárgolas. Yo sí que lo hice cuando estuve y para entrar a la parte baja no había cola ni nada, pero para subir a las torres esperé dos horas y media, pero ya sabía a lo que iba y no estaba dispuesta a perdérmelo, ya tenía ese tiempo de espera planificado. Así que cuando vuelvas a París no te lo pierdas porque es impresionante, cuenta con el tiempo que vas a perder y ármate de paciencia, que vale la pena ;)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me han dicho que las vistas desde las torres de Notre Dame son impresionantes... ¡No sabes lo que me arrepiento de no haber subido!
      Para la próxima, contaré con dos horas de cola en la planificación si quiero ver monumentos importantes (¡lección aprendida! jejeje).

      Muchas gracias por tu comentario, Carol :)
      ¡Un saludo!

      Eliminar