Diario de viaje: Orvieto - Italia

13:09:00

Como el camino de Siena a Roma en autocar es bastante largo y el conductor debía hacer la parada de rigor cada hora y media - dos horas, paramos en la pequeña ciudad de Orvieto, aproximadamente a mitad de camino entre ambas ciudades.

Orvieto es una ciudad italiana conocida por las numerosas cuevas, pozos y galerías subterráneas, no únicamente como refugio si no también para almacenar las aguas pluviales (costumbre muy extendida entre el imperio romano).

Aunque lo más característico de Orvieto es su catedral, situada en lo alto de la ciudad, y construida bajo el mandato del Papa Urbano IV.
Para llegar hasta aquí, es necesario subir en teleférico y después coger un autobús que te lleva hasta el centro de la plaza donde se encuentra dicha catedral. -El hecho de coger el teleférico me recordó al mirador de St. Luzia, en Viana do Castelo, Portugal. Aunque las vistas desde lo alto cambian bastante ya que desde el teleférico de Orvieto ves toda la montaña y desde el mirador de St. Luzia ves la montaña, parte de la ciudad y la desembocadura del río Lima (Limia en español) en el Océano Atlántico-.
Lo que sí me pareció bastante económico fue el precio que pagamos para subir hasta la catedral de Orvieto: 2€ el viaje de ida y vuelta en el teleférico, incluyendo el transporte de autobús. Eso sí, únicamente es válido durante los próximos 70 minutos al momento de la compra.
Nosotros estuvimos unos cuarenta minutos en Orvieto porque, como ya he dicho, visitar este lugar no estaba en nuestros planes.





Mis amigas y yo junto a la catedral de Orvieto (aunque sale a contraluz).


La catedral de Orvieto -al menos su exterior- me recordó mucho a la que habíamos visto horas antes en la ciudad de Siena.

 Así nos despedimos de la ciudad que cobró gran atracción turística al ser, años atrás, el lugar donde veranearon algunos Papas, no sin antes hacernos una foto de grupo. 






También te podría gustar...

0 comentarios