Mirada al pasado

15:30:00

Hace exactamente cuatro años que me sumergí por primera vez en un viaje al extranjero.
Recuerdo la ilusión que me hacía conocer un nuevo país, defenderme en una lengua extranjera y, en definitiva, estar en contacto con otra cultura.
Ese primer viaje —que, como ya he dicho en más de una ocasión fue a Polonia— lo recuerdo como si fuese ayer: podría dar todos y cada uno de los detalles de la gente que conocí y de los lugares que visitamos. Y, de hecho, cuando en alguna conversación menciono este viaje, no puedo hacerlo más que junto al esbozo de una enorme sonrisa.

Esta oportunidad no fue sino otra cosa que el comienzo de otros muchos viajes más, de nuevas experiencias y emociones que han venido de la mano de países como Portugal, Inglaterra, Italia, Suecia, Francia y Austria; y el Estado Ciudad del Vaticano.
No son muchísimos países, pero todos ellos los he visitado (incluso algunos de ellos por más de una vez) en estos cuatro años; así que han pasado a formar, en cierto modo, parte de mí.
Viajar a muchos de estos lugares me ayudó, entre muchas otras cosas, a decidir qué carrera universitaria estudiar y a qué orientar mi futuro. Y, los últimos viajes que he hecho siendo ya estudiante universitaria,  no han hecho más que confirmarlo.

Además, cabe mencionar también que con ese primer viaje creé este pequeño espacio en la blogosfera. Esta colección de diarios de viajes que llevo escribiendo desde entonces y que comparto con todos vosotros de la forma más asidua posible. Así que, como no podía ser de otra manera: gracias por vuestras suscripciones, comentarios, visitas y lecturas durante estos cuatro años.



También te podría gustar...

1 comentarios

  1. ¡Enhorabuena por estos cuatro años, Chelo!
    Tu blog tiene un encanto especial. Leerte es un placer porque se nota que lo disfrutas y lo haces con cariño.
    Seguro que los próximos destinos son de lo más interesantes, ¡qué ganas!
    Un beso :)

    ResponderEliminar